¿A qué edad se puede diagnosticar el estrabismo? - Clinilaser Clínica Oftalmológica
 

¿A qué edad se puede diagnosticar el estrabismo?

Home » estrabismo » ¿A qué edad se puede diagnosticar el estrabismo?

 

Hoy hablamos de un problema ocular por el que los dos ojos no miran a un mismo punto: mientras uno mira hacia el frente, el otro permanece desviado. Es lo que se conoce como estrabismo y, aunque suele aparecer durante los 3 primeros años de vida, también puede darse posteriormente.  En el caso del estrabismo del adulto (personas que no han sufrido esta afección desde su infancia), este suele ir asociado a ciertas enfermedades, como la diabetes, la enfermedad de Graves, tumores del sistema nervioso o Miastenia Gravis, además de a accidentes cerebrovasculares o como consecuencia de traumatismos.

 

El estrabismo se produce por una alteración del control cerebral sobre la posición de los ojos y, en el caso del que surge durante la primera infancia, puede ser hereditario o adquirido tras problemas de graduación o los surgidos en los nervios o músculos de los ojos.

 

Una parálisis del nervio óptico o ciertos problemas neurológicos que se puedan producir durante el nacimiento pueden dar origen a un estrabismo, pudiendose diagnosticar en recien nacidos, siendo más frecuente en los prematuros.

 

“Las formas de estrabismo son diversas, dependiendo de hacia dónde se tuerza el ojo. La endotropia ( un ojo se vuelve hacia dentro o los dos, ojos bizcos ) es la más común. La mayoria de los casos de endotropia de uno de los ojos SE PRODUCE POR UNA DIFERENCIA DE GRADUACIÓN ENTRE UN OJO Y OTRO (anisometropía), el ojo que tiene mayor graduación y que ve menos se desvía. Cuando son los dos ojos los que están desviados hacia dentro, estrabismo convergente, suele indicar que ambos ojos necesitan graduación, y en caso de los niños suele ser por hipermetropías altas.”, explica la Dra. María Capoteoftalmóloga responsable de la Unidad de Retina y Vítreo de Clinilaser.

 

Dentro del estrabismo en función de la desviación del ojo puede darse un nombre especifico: exotropia (hacia fuera), hipertropia (hacia arriba), hipotropia (hacia abajo).

 

Detección y tratamiento

 

Como siempre, el pronóstico depende de cuándo se detecte, siendo mejor el tratamiento cuanto más precoz sea su diagnóstico. “Por eso, si durante el primer año de vida los padres ya detectan en su hijo síntomas como la desviación de uno o ambos ojos, deberán acudir a un oftalmólogo sin demora, donde se le hará una revisión oftalmológica que además estudie las causas que originan el estrabismo para descartar o tratar otros problemas importantes que pudieran estar ocasionándolo. También acudirán si en su familia hay antecedentes de estrabismo, ojo vago o hipermetropía elevada. De paso, recordaremos que entre los 2 y los 3 años todos los niños deberían pasar un control visual, entre otros problemas para prevenir la ambliopía u ‘ojo vago’, un defecto que puede originar estrabismo y que padece en torno a un 3% de la población escolar”, señala la Dra. Capote.

 

El tratamiento del estrabismo en un alto porcentaje es mediante la corrección con gafas que se pueden poner desde los pocos meses de vida. Actuar en el primer año de vida en los casos graves y en los priemeros 5 años en los leves, permite obtener muy buenos resultados visuales.

 

Tratar el ojo vago con un parche (ocluimos el ojo que ve mejor para fomentar la visión del vago)  o corregir los problemas de graduación de los que hemos hablado mediante gafas son los tratamientos clásicos y en general suficientes. “Dentro de los tratamientos menos invasivos, contamos también con la toxina botulina, que inyectada en los músculos dañados, puede ser una opción a tener en cuenta en bebes y niños pequeños. Son cirugías muy seguras y con postoperatorios no dolorosos que con tratamiento adecuado mejoran en un tiempo corto. En algunos casos se necesitan varias reintervenciones alo largodel desarrollo.”,  afirma la Dra. Capote.

 

Si el estrabismo no se corrige antes de los 9 años, aproximadamente, la disminución de la visión en el ojo afectado puede llegar a ser irreversible y permanente.

 

Estrabismo de adulto

 

En el caso del estrabismo de adulto, que cursa con síntomas como la visión doble, la fatiga visual o la superposición de imágenes, se puede tratar mediante una terapia visual –una serie de ejercicios musculares que le indicará el oftalmólogo–, inyecciones con toxina botulínica para ayudar a corregir el desequilibrio ocular, gafas con prismas para corregir ángulos de desviación o la cirugía de los músculos extraoculares, que se hace de manera ambulatoria.

 

“Quizás lo más importante de diagnosticar en el estrabismo en el adulto sea conocer qué es lo que lo ha causado, ya que está asociado a algunas enfermedades graves, como los tumores del sistema nervioso”, concluye la experta de Clinilaser.